Imán terapéutico

Tarasoles con imanes terapéuticos

El fascinante poder mágico de los imanes se menciona en escritos chinos e hindúes de hace más de 4000 años. En Japón, la terapia de campo magnético se utiliza incluso con éxito en hospitales y síntomas como fatiga crónica, dolor muscular y problemas de sueño se denominan síndrome de deficiencia de campo magnético. En traumatología se investigó hace tiempo por qué los imanes estimulan la circulación sanguínea y pueden tener un efecto positivo en lesiones, fracturas óseas, dolores y calambres.

¿Por qué son útiles los imanes?

El campo magnético es la base de toda la vida en nuestro planeta y tiene un efecto constante sobre nuestros cuerpos. Nuestra vida moderna nos aleja cada vez más de la naturaleza y del magnetismo terrestre, por lo que sufrimos muchos síntomas como consecuencia de ello, especialmente fatiga, agotamiento, trastornos del sueño, propensión a las infecciones, dolores, neuralgias, asma, etc.

El electrosmog y los CEM son las principales causas del “síndrome de deficiencia de campo magnético”.

Por este motivo, en nuestras Tarasoles utilizamos imanes terapéuticos probados y de alta calidad. Se colocan en puntos de acupuntura especiales (el riñón 1 es responsable del equilibrio energético y también se denomina “muelle burbujeante”), otro imán se sitúa en el talón.

Los imanes están incorporados en una capa intermedia de 3 mm y pueden pedirse con una suela Vibram de 4 ó 6 mm.

Los atletas y los excursionistas o corredores de larga distancia, en particular, manifiestan menos signos de fatiga y prefieren las “Tarasoles imantadas”.

Para los atletas, procesamos los imanes en el modelo de asfalto o montaña. También como “Huarache Classsic”.

OnSteam puede utilizarse como material superior vegano.